BINTERIORISMO. MOBILIARIO. COCINA, MUEBLES LUGO. GALICIA | Tu casa son 10 piezas de mobiliario
9912
post-template-default,single,single-post,postid-9912,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,boxed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Blog

Tu casa son 10 piezas de mobiliario

  |   B interiorismo, diseño, diseño contemporáneo, Interiorismo, mobiliario, muebles Lugo   |   No comment

Estamos en la era del consumismo de usar y tirar, adquirir muchos artículos a bajo coste, comprar para ahora mismo sin importar el mañana, su pésima calidad no es un impedimento porque cumple su función, que es satisfacer una necesidad inmediata. El modelo funciona, lo estamos viendo en la proliferación de ofertas de este tipo de establecimientos de franquicias de multinacionales que copan las principales áreas comerciales de nuestras ciudades, es evidente que venden, y mucho, sino no podrían pagar los altos alquileres donde se ubican. El tema de salarios, pago de impuestos, ingeniería fiscal,… ese es otro tema, pero posterior, obtenidos los beneficios maximizarlos.

 

Ropa, calzado, bolsos, gafas, peluquería, viajes, móviles, mobiliario, artículos de decoración,… Si preguntamos, por supuesto que todos respondemos que la calidad es importante pero reconozcamos que en nuestra situación social actual no lo es tanto, la disculpa es fácil, la crisis impide hacer grandes reembolsos en este tipo de cosas. En parte será eso, pero tal vez ya sea algo más, puede que empezase por ahí pero ahora es probable que haya habido un cambio en los hábitos de consumo. Antes no aceptábamos ni de lejos lo que hoy se ha convertido en norma cotidiana. Vamos a estas tiendas y paseamos porque nadie te atiende, el personal son dependientes/as con contratos eventuales que hoy venden móviles y mañana zapatos, sí reciben una formación en marketing y en técnicas de ventas pero no en asesoramiento profesional del producto que venden, porque la mercancía no tiene ya esa importancia material, el objetivo es alimentar la placentera ilusión de poder adquirir y tiene que ser a un coste bajo, el gancho para que cualquier persona crea que se puede permitir consumir sin pensárselo mucho, y ahí las promociones son fundamentales, el mensaje de que compras grandes oportunidades triunfa; y no importa que lo tengas que cargar tu, que no te den bolsa, que no incluya el montaje, que sean copias,… eso ha pasado a un segundo plano.

 

En B interiorismo somos todavía unos ‘insensatos locos románticos’ que todavía creemos que hay muebles que se heredan de abuelos a padres, de padres a hijos,… que un buen colchón, que un buen sofá es inversión en salud, que un mueble bien diseñado, fabricado con materiales nobles, de suaves texturas es inversión en calidad de vida…

Se habla de minimalismo, a nosotros nos gusta más el término esencialismo, aunque estemos hablando de similares conceptos, nos parece que nos define mejor. Una casa se compone de muy pocas piezas ‘esenciales’ de mobiliario, puede que incluso no mucho más de diez más o menos aunque dependen de cada persona, de cada familia, vamos a enumerarlas:

 

– Un sofá.

– Una mesa de centro o no.

– Unas mesitas auxiliares de apoyo o no.

– Alfombras o no.

– Iluminación artificial técnica o decorativa.

– Una librería o no.

– Un aparador o no.

– Un mueble de soporte para la Tv o también puede ir colgada.

– Una cocina.

– Una mesa para comer y sillas.

– Un somier y un colchón.

– Mesillas, chifonier con cajones, cabecero,… o no.

– El baño.

– Armarios.

 

Podemos incluir un montón de cosas más según los gustos o los deseos de personalización de cada uno, una butaca porque me encanta leer al lado de la cristalera, un escritorio para trabajar, mobiliario juvenil para los niños, un mueble de entrada, unas baldas para las fotos de recuerdos de mis viajes, una vitrina para mi colección de… Por eso nos gusta más el término esencialismo y no minimalismo. Según nuestra libre interpretación claro, los puristas seguro que no estarán muy de acuerdo 🙂 La vivienda está al servicio del minimalismo, mientras que con el esencialismo está, compartiendo conceptos estéticos y funcionales, un poco más al servicio de las necesidades peculiares de cada familia.

 

El resumen está claro, estás ‘diez’ piezas principales tienen que cumplir todos nuestros requisitos que hacen que nuestra casa sea nuestro hogar, con el tiempo se convierten en tan importantes que forman parte de nuestra vida cotidiana, son espectadores de nuestras alegrías, de nuestros esfuerzos, de nuestro crecimiento, testigos de nuestro caminar diario… y sí, estaríamos contentos de que algunas de ellas, si ellos quieren, también formen parte en un futuro de la vida de nuestros hijos…

 

En B interiorismo tenemos esas diez piezas de mobiliario…

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.