arrow_back

Manifiesto

En B interiorismo trabajamos a partir de nuestra identidad, al ritmo de la búsqueda del equilibrio entre lógica conceptual y emocional.

01

Queremos que sientas el espacio como tuyo.

Creemos que el espacio ha de ser pensado siempre desde la perspectiva de las personas (sus necesidades, su adecuación a los diferentes estilos de vida, sus principios y valores).

02

Los lugares no se ocupan, se habitan.

Es decir, todo lugar debe ser susceptible de ser habitado, esto es, vivido.

03

Decimos 'no' a las tendencias.

Independientemente de su naturaleza, el espacio debe saber envejecer con dignidad. Es por eso que denostamos toda moda absurda e innecesaria. El buen diseño no envejece.

04

El ornamento es delito.

Nunca ofreceremos a nuestros clientes algo que sea innecesario. Toda ornamentación, en esencia, nos conduce irremediablemente hacia la obsolescencia de una estancia o lugar.

05

Todos nuestros diseños responden a criterios utilitaristas.

El objetivo primordial de un producto ha de ser su utilidad. El diseño, en esencia, ha de resultar práctico y de manera secundaria, ha de satisfacer ciertos criterios de carácter psicológico y estético.

06

Creemos que el diseño ha de ser honesto siempre.

Un diseño honesto nunca falsifica el verdadero valor e innovación de un producto dado. De la misma manera, un diseño eminentemente honesto, nunca tratará de manipular al consumidor mediante falsas expectativas o promesas que vayan más allá de la realidad física del producto..

07

Respeto por toda la cadena humana de producción.

Valorar y respetar a todos nuestros proveedores/fabricantes de productos y servicios, diseñadores, técnicos, montadores...

08

Construimos lugares susceptibles de ser habitados.

En B interiorismo, nos comprometemos a construir espacios, lugares y hogares, susceptibles de ser habitados específica e íntimamente por personas.

Trabajemos juntos.

La responsabilidad de B interiorismo es diseñar un proyecto acorde a las necesidades de nuestros clientes. ¿Comenzamos?